Progreso para todos

Sistematización del proyecto Juguemos en Familia

Sistematización del proyecto Juguemos en Familia

Descripción

Datos

  • Institución:  Asociación Educativa Caritas Graciosas  con el apoyo de Fundación Bernard van Leer y Compañía Minera Kolpa
  • Equipo responsable de la sistematización: Elena Velaochaga de Le Bienvenu,  Cecilia Noriega Ludwick y  Grisel Gonzales Alfaro
  • Equipo del proyecto: Giovanna Peralta Aguilar, Yolanda Sulca Zúñiga, Jhonny Damián Gutiérrez, Carlos Chanco Flores,
  • Consultora sistematizaciónMaggie Díaz Otoya
  • Año: 2016

Resumen

Publicación de 61 páginas que presenta la sistematización  del proyecto: Juguemos en Familia: Fortaleciendo el vínculo familiar a través del juego para eliminar la violencia en el hogar; experiencia que fue premiada por el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del MIMP en el Primer Concurso Nacional de Buenas Prácticas frente a la Violencia Familiar, Sexual y Feminicidio realizado en el año 2016.(ver evento de premiación)

Esta buena práctica inició su intervención abordando el maltrato infantil como problemática principal, caracterizada, no solo, por los golpes y gritos, sino también, por un conjunto de conductas omisivas como la falta de atención, respeto y cuidado. La experiencia se desarrolló en Huachocolpa, comunidad del departamento de Huancavelica, donde la crianza de los hijos e hijas está condicionada por apremios económicos, sobrecarga de labores en las madres, inequidad de género y una paternidad casi ausente.  En esta comunidad, padres y madres utilizan los golpes y los gritos como medida correctiva y educativa. Ellos y ellas lo hacen, porque así lo hicieron también sus padres, porque consideran que esa es la manera más efectiva de educar y porque desconocen que estás prácticas pueden bloquear el desarrollo de sus hijos e hijas con consecuencias temporales o permanentes en su salud física y mental.

La violencia ejercida contra los niños/as tiene una serie de consecuencias negativas en su capacidad de aprendizaje, en el desarrollo de sus emociones y en su sistema de respuesta al estrés

Afortunadamente, la intervención de la Asociación Caritas Graciosas, pudo generar importantes cambios en Huachocolpa, apostando por el JUEGO EN FAMILIA, como una herramienta para fortalecer el vínculo familiar y eliminar la violencia en el hogar. Sin embargo, no se trata de jugar por jugar, sino de encauzar el juego de manera estratégica para generar condiciones que faciliten el goce efectivo de  derechos. Esta fue la fórmula o temas generadores de esta experiencia

  • Niño/a que juega : padres, madres juegan con sus hijos, fabrican juguetes para ellos/as y destinan espacio y tiempo para jugar
  • Niño/a amado/a: padres y madres escuchan a sus hijos e hijas con afecto, les demuestan cariños con abrazos, besos y caricias y los atienden con dedicación.
  • Niño/a no golpeado: Padres y madres no golpean, sino brindan un trato amable y sin gritos a sus hijos e hijas. Las reglas de la casa las acuerdan en conjunto.
  • Niño/a atendido/a con respeto: Padres y madres alimentan a sus hijos e hijas con cariño, los/as llevan a tiempo a sus controles médicos y procuran  que vivan en un lugar seguro y limpio.

La teoría de cambio detrás de esta experiencia, es que el juego en familia, reduciría la violencia en los hogares de Huachocolpa y sus comunidades rurales.

Para ello, la experiencia tuvo que efectuar un proceso educativo para trasferir conocimiento sobre aspectos claves del desarrollo infantil, como el apego seguro que se efectiviza al contar con cuidadores/as  sensibles, atentos y capaces. El juego como elemento de desarrollo, que permite al niño y la niña, explorar, experimentar, relacionarse y crecer . El buen trato, como pauta de relación. Fue un reto en Huachocolpa, donde se consideraba que el juego era una pérdida de tiempo y que los golpes educaban. Reto que requirió una intervención en los niños, las familias y la comunidad, como se aprecia en la tabla adjunta:

La experiencia tuvo resultados alentadores en la disminución de la violencia familiar. Efectivamente, jugar en familia marcó un punto de cambio en Huachocolpa.  Madres y padres reconocen que la violencia como parte de la crianza,  constituye una agresión a los derechos de los niños y niñas.

Lección aprendida:

Es posible fortalecer positivamente el vínculo  vínculo madre-padre-hijos a través del juego y reducir con ello la violencia

 Contenidos:

Revisa aquí el índice de la publicación

 

Mira el Video de la experiencia en Huachocolpa-Huancavelica

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sistematización del proyecto Juguemos en Familia”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…

+1
Twittear
Compartir
Pin
Compartir