Cómo saber si tú relación está funcionando y durará mucho tiempo

Cómo saber si tú relación está funcionando y durará mucho tiempo

¿Es la historia de amor de tu vida o solo una pequeña aventura? Por supuesto, en todas las relaciones hay altibajos y muchas pruebas que superar, pero, para responder a esta (difícil) pregunta, en este artículo te mostraremos algunos valores que, si están presentes y compartidos, permitirán que tu relación sobreviva mucho tiempo.

Todas las relaciones son arriesgadas, sobre todo en la fase inicial de pareja, y aunque todos queremos saber desde el principio lo felices y satisfechos que seremos -o no- en nuestra historia de amor, es imposible predecir el futuro.

Sin embargo, hay algunos indicios que indican si la tuya es una historia armoniosa, destinada a durar mucho tiempo o no. Estos signos son los valores que pueden identificarse fácilmente en las relaciones felices y, si los comparten ambos, les permitirán sobrevivir a los altibajos de la vida de una pareja.

Confianza

Una relación no puede vivir sin confianza, ya que esta es el valor fundamental para el buen funcionamiento de la pareja. Sin confianza, la sospecha y la desconfianza hacerse cargo de que inexorablemente conduce hasta el final de la relación.

Si puedes confiar en tu pareja y contarle todo y él o ella puede hacer lo mismo contigo, entonces estás en una relación fuerte y saludable. Pero ojo, no exageres: sí a la seguridad, pero también es “necesaria” una pizca de celos, lo justo para avivar la llama de la pasión.

Respeto

La confianza y el respeto son la base de una relación feliz: si tú y tu pareja confían y se respetan mutuamente, su relación durará felizmente por mucho tiempo.

Comunicación y diálogo

La comunicación debe ser la base de cualquier relación de pareja: ambos deben sentirse libres para hablar, decir la verdad y expresar sus opiniones sin temor a molestar al otro. Ambos deben sentirse libres de decir lo que está pasando en sus cabezas y de escucharse el uno al otro.

La comunicación es uno de los pilares de una relación de pareja: hacerlo bien significa expresarse sin miedo al juicio o consecuencias imprevistas de sus propias opiniones.

Tener espacio para uno mismo y el crecimiento personal

El amor también es libertad: aunque estés muy enamorado, tienes que guardarte un espacio para ti y hacer lo que quieras sin que tu pareja esté detrás de ti las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Una relación sana significa darse tiempo para extrañarse: todos deben tener su propio espacio personal. Si puedes salir solo sin que tu o tu pareja se llamen cada cinco minutos para preguntar dónde está o cuándo volverá, probablemente estés en una buena y duradera relación.

Crecimiento individual también

Toda persona tiene derecho a poder vivir momentos personales, incluso sin involucrar a la pareja, la cual debe aceptar esta libertad. Es sinónimo de confianza y aceptación, libertad personal, y todos son absolutamente necesarios porque en ausencia sería una compulsión para vivir juntos y no un placer.

Toda relación de pareja, ya sea de amor o de amistad, tiene sentido si conduce al crecimiento individual: un valor muy importante que permite que la pareja madure bien. Si ambos están bien, la pareja también estará feliz.

Sentirse bien en pareja

La señal de que una relación no va bien es el descontento diario que se vive con la esperanza de que al final todo cambie y se resuelva. No es así: una pareja sana y serena puede arreglar inmediatamente los problemas y aceptarse tal y como son.

Si algo está mal, una solución se debe encontrar de inmediato: la relación debe ser una que te parezca ideal, porque si algo de la pareja no te gusta, debe ser tratado inmediatamente y no esperar a que cambie. No puedes cambiar la personalidad de una persona o adaptarla a la tuya.

Estima

¿Te sientes afortunado de tener una relación con él / ella? ¿Se prefieren el uno al otro antes que a cualquier otra persona que conozcan? ¿Te sientes afortunado cuando te levantas con él o ella a tu lado?

Si las respuestas son positivas, puedes estar seguro. La estimación es otro valor fundamental para la pareja. Significa dar valor al otro que nos lleve a confiar en él y en sus consejos, a buscar siempre en comparación con él en diferentes situaciones y a considerar su opinión importante en cada elección o decisión.

Equilibrio de pareja

La falta de equilibrio en una relación puede ser causa de tensión y estrés para ambos socios. La pareja debe aprender a dividir las tareas y comprender que cada acción es muy importante si se hace con criterio y responsabilidad.

En términos generales, una pareja suele estar formada por un compañero que hace todas las tareas del hogar mientras que el otro va a trabajar para llevar el dinero a casa. Esto, por una razón u otra, puede resultar inquietante: la persona que va a trabajar fuera de casa debe entender que los que se quedan trabajan tanto y más sin paga. Por otro lado, los que se quedan en casa, a su vez, deben comprender el sacrificio que hace la otra persona al salir a trabajar para llevar comida y comodidades al hogar.

Ambos son útiles e importantes juntos: las relaciones se vuelven saludables y felices si hay equilibrio, sentido común y responsabilidad.

Intereses

El equilibrio de la pareja se refiere principalmente a los intereses que a menudo y voluntariamente no coinciden entre los dos integrantes. Sí, porque ambos pueden tener intereses diferentes que a primera vista pueden parecer irreconciliables con la vida en pareja. ¿Qué hacer en este caso?

Aquí juega un papel muy importante el compromiso que tenga cada uno con la relación, porque deben unirse. Si no te molesta demasiado, puedes intentar seguir los intereses de tu pareja, siempre y cuando no tengas la impresión de aceptar demasiado.

Si tu pareja prefiere tomarse momentos para sí mismo y sus pasatiempos, deja que lo haga. Podrías obtener muchos beneficios y energía positiva que luego repercutiría de forma positiva en la pareja.

No a la interferencia familiar en la pareja

Si no quieres tener problemas, evita contarle a tus familiares o amigos sobre los problemas de tu relación. Sí, es difícil, tienes un arranque de nervios y te gustaría tener apoyo moral… pero evítalo. Es mejor que sus problemas los resuelvan entre ustedes dentro de la pareja.

Los familiares, ya sean padres, hermanos o amigos, podrían ayudar, pero la experiencia demuestra que muy a menudo han sido, en realidad, la causa de la ruptura de la pareja. Esto ocurre por muchas razones, pero sobre todo porque hay una diferencia muy sutil entre aconsejar y entrometerse.

Ya sea que adores a los padres de tu pareja o apenas los toleres, no los dejes entrar en tu relación y mucho menos en las decisiones que tomen como pareja.

Decidir juntos

En pareja, las decisiones deben tomarse en conjunto, ya sean pequeñas o grandes. Esto se remonta al primer punto, el diálogo. Tú y tu pareja o tu pareja deben ser una unidad: ya sea de compras o dónde vivir, qué hacer en casa o algo por el estilo, todas las decisiones deben ser discutidas con calma, para encontrar el punto en común.

De esta forma se evitarán descontentos y sorpresas desagradables. Además, también es bueno que se mantengan informados mutuamente sobre sus pensamientos y opiniones sobre su vida en común.

Compartir pacíficamente

¿Notas un alejamiento cada vez más frecuente de tu pareja de la vida de pareja? ¿Evitas momentos para estar juntos a solas? ¿Prefieres quedarte fuera de casa? Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, debes tener cuidado.

Vivir juntos no es sinónimo de compartir: si empiezas a no soportar compartir tu vida juntos, podría ser un síntoma de que algo anda mal. Es muy importante que los novios encuentren espacios y momentos para vivir juntos, ya sea una velada divertida, un fin de semana de amor o incluso un simple paseo.

Si no estás interesado… entonces deberías preguntarte por qué. Hablen de ello juntos, y si todavía se preocupan por su relación, intenten discutirlo con un buen terapeuta de parejas.

Excelente intimidad

Las parejas sanas tienen un excelente nivel de intimidad. En una relación enfermiza, la intimidad es lo primero que se detiene: si después de tantos años, tú y tu o tu pareja todavía están muy unidos y aún disfrutan como la primera vez o más, no hay de qué preocuparse, su relación va muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *